22 de octubre de 2017

Kofta

¿Habéis probado las lentejas rojas? Son unas lentejas con origen en la India, características por su color anaranjado y por que al contrario de las que aquí todos conocemos, éstas no tienen piel.

Ya os he contado en alguna otra ocasión que mi hermano trabaja en una empresa de legumbres muy conocida en mi zona, así que estoy bien surtida. Hace un tiempo, me dio un paquete de las dal masoor, como son conocidas en la India éste tipo de lentejas, y estuve pensando muy mucho que hacer con ellas ya que nunca las había trabajado.

Finalmente y tras mirar varias recetas me decidí a probar las koftas, que así muy a grosso modo son un tipo de falafel o albóndigas que se sirve muy a menudo en Oriente medio.
Ésta preparación destaca por su exótico sabor y su textura crujiente. Yo lo acompañé como aperitivo con una salsa de yogurth y nos gustó mucho, aunque pueden ser un buen plato principal si lo acompañas de una buena ración de verdura.


¡Espero que os guste!


Ésta es mi aportación al reto:

En el reto Color y sabor de temporada Pilar Monge es la encargada de seleccionar una fruta y una verdura de temporada, que es la qué está en su época de recolección y es su mejor época de consumo ya que se aprovechan al 100% sus cualidades organolépticas. Además es cuando más fáciles son de encontrar los productos, y salen más económicos.
Entonces, todos los participantes elegimos entre una de ellas, y hacemos una nueva receta dulce o salada.
Éste mes se nos dió a elegir:
- Fruta: Uvas
- Verdura/Especia: Cúrcuma





INGREDIENTES:

- 250 g de lenteja roja o dal masoor
- 2 Dientes de ajo
- 1 Zanahoria
- 1 Cebolla
- Perejil
- Sal
- 1 Cdita de cúrcuma



PREPARACIÓN:

Disponemos las lentejas rojas en un bol.

Las lavamos ya que como véis enturbia bastante el agua.
Después las cubrimos con agua fría y dejamos a remojo durante 2 horas.

Pasado el tiempo, las escurrimos dándole otros lavados.

Disponemos las lentejas en el vaso triturador.

Agregamos también el perejil que deseemos añadir, para que dé un toque de color, y el ajo.

Añadimos la cebolla cortada en trocitos.

Y después la zanahoria pelada y cortada en rodajas, para que sea más fácil su triturado.

Por último, agregamos cúrcuma al gusto, y sal.

Trituramos todo.

Con ayuda de dos cucharas, o si lo preferís, con las manos, formamos pequeñas "croquetas".

Las freímos en una sartén con abundante aceite.

Primero por un lado, y luego por el otro.

Una vez estén doradas, retiramos del aceite y escurrimos en un papel absorbente.

Éste es el resultado final de nuestras koftas.

Con un sabor peculiar a ese tipo de lenteja, y especiado.
Si se quiere se puede acompañar de salsa de yogur, o incluso hacer una hamburguesa vegetal con ellos, usándolo a modo carne.
¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas, y la preparas, sube una foto a las redes sociales para poder ver lo bien que te ha quedado.
Etiquétame en Facebook, Twitter, Google + , Pinterest, o Instagram, bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo.
Seguir con la receta

20 de octubre de 2017

Muffins de tomate seco, aceitunas y queso

Ideales para fiestas de cumpleaños, reuniones y pic-nics, ya que se pueden preparar con antelación y directamente servirlos para que sorprender a todos los invitados, y es que aún a día de hoy, nos hablan de muffins y nos imaginamos una magdalena empalagosa con bien de crema de mantequilla por encima.
Y nada más lejos de la realidad, prácticamente con la misma masa podemos preparar los muffins salados, que están riquísimos y pueden ser súper divertidos y originales, ya que puedes hacer cualquier combinación de sabores que se te ocurran con ellos, de jamón y queso, de espinacas y champiñones... Cualquier cosa estará buena en ellos, así que también podrá ser una buena alternativa para meterle las verduras que menos le gusten a los niños! 😉

El secreto para hacer un buen muffin, dulce o salado está en mezclar primero por una parte los ingredientes líquidos y por otra los ingredientes secos, que añadiremos después sin mezclar mucho la masa, aunque parezca que le quedan muchos grumos es el truco secreto para conseguir que la masa suba y quede jugosa por dentro.

En mi caso, yo me he decantado por un relleno de queso, tomate seco y aceitunas, por lo que la jugosidad es más que evidente, y el sabor, ¿Qué deciros del sabor? Tremendamente buenos, pero tendréis que probar a hacerlos para saberlo, jeje.


¡Espero que os guste!

Ésta es mi aportación al reto:

En ésta ocasión, M Luz, la boss de éste mes, ha querido que desviralicemos la receta de los muffins, que todos asociamos al mundo dulce, con una crema escudillada y un frosting en el copete.
Pero también se pueden hacer en versiones saladas, y nosotros vamos a traer un gran recopilatorio que podéis ver en Desafío en la cocina. Muffins salados.





(7 Uds)
INGREDIENTES:

- 75 g de harina
- 1/4 de sobre de levadura en polvo
- 60 ml de leche
- 1 Huevo
- 25 ml de aceite de girasol
- 60 g de tomate seco
- 40 g de aceitunas machacadas
- 50 g de queso curado
- 25 g de queso rallado
- Sal
- C/s de pimienta



PREPARACIÓN:

En un cuenco, disponemos los tomates secos, y los cubrimos con agua, para rehidratarlos, durante 1 hora aproximadamente.

En un bol, disponemos el huevo, y batimos.

Agregamos la leche.

Después el aceite de girasol.

En otro bol, mezclaremos los ingredientes secos: Agregamos la harina.

Después la levadura química en polvo.

Y agregamos el queso curado cortado en daditos.

Escurrimos los tomates y los troceamos, junto con las aceitunas.
Las agregamos a la mezcla de los huevos, la leche y el aceite de girasol.

Después agregamos los ingredientes del bol seco a la mezcla.

Salpimentamos al gusto, y mezclamos todo muy bien hasta formar una masa sin grumos de harina.

Echamos la masa en las cápsulas para muffins rellenando 2/3 de éstas.

Metamos en el horno precalentado a 180ºC.
A los 15 minutos, espolvoreamos queso rallado en el copete de los muffins.

Y horneamos durante cinco minutos más.
Entonces sacamos del horno y dejamos enfríar sobre una rejilla, para que lo haga por arriba y por abajo.

Servimos y degustamos, suaves, tiernos, con un rico sabor a queso, tomate y aceitunas.

Éste es el resultado final de nuestros muffins salados.

Fríos desmoldan perfectamente, así se ven por dentro.
¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas, y la preparas, sube una foto a las redes sociales para poder ver lo bien que te ha quedado.
Etiquétame en Facebook, Twitter, Google + , Pinterest, o Instagram, bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo.
Seguir con la receta

16 de octubre de 2017

Tostadas francesas

De vez en cuando no está mal darse un caprichito, en este caso han tocado unas sencillas y exquisitas french toast, receta super conocida ya que es uno de los platos más solicitados en los tan de moda brunch.
Comparándolo con nuestro recetario, son semejantes a las torrijas aunque su elaboración y resultado final son diferentes, siendo las principales diferencias qué estás no se sumergen en leche si no en todos los ingredientes juntos, y acaban dorandose el mantequilla, en vez de freírse en aceite.
Además otra de las grandes virtudes de esta receta, es que sirve para aprovechar el pan del día anterior, o al que le quede poco para pasarse de fecha. En este caso yo las he realizado con pan de molde, como en su versión original aunque por supuesto para aprovechar los buenos panes que hay en nuestra zona podemos usar una barra rústica o cualquier pan de miga.

¡Espero que os guste!






(2 Uds)
INGREDIENTES:

- 2 Rebanadas de pan de molde
- 1 Huevo
- 50 ml de leche
-  1 Cda de azúcar
- C/s de canela en polvo
- 1 Nuez de mantequilla



PREPARACIÓN:

Disponemos dos rebanadas de pan de molde que estarán un poco duras..

En un plato, disponemos el huevo.

Echamos la leche.

Agregamos el azúcar.

 Bartimos y añadimos la canela al gusto

Pasamos la rebanada de pan de molde por la mezcla.

Primero por un lado y después por el otro.

En una sartén al fuego colocamos una nuez de mantequilla, calentamos hasta que derrita.

 Pasamos las rebanadas por la sartén con la mantequilla caliente.

Una vez que los bordes comienzan a dorarse, le damos la vuelta y dejamos que se dore por el otro lado.

A medida que estén hechas las disponemos en un plato, una sobre otra.

 Espolvoreamos un poquito de azúcar y canela más por encima.
Éste es el resultado final de nuestras tostadas francesas.

Y así es como se ven por dentro.
¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas, y la preparas, sube una foto a las redes sociales para poder ver lo bien que te ha quedado.
Etiquétame en Facebook, Twitter, Google + , Pinterest, o Instagram, bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo.
Seguir con la receta

10 de octubre de 2017

Arroz con carrillera de cerdo y setas

Hace un año, sentada junto a mi madre en el sofá de mi casa del pueblo, veíamos el programa de cocina de la 1.
Ella estaba empezando una mantita de ganchillo que hoy en día yo estoy intentando acabar sin pena ni gloria, y yo seguramente estaba con alguno de mis cuadros de mi manta de tricot, y mientras tanto charlábamos acerca de todo y de nada... Pero el día que los hermanos Torres cocinaron esta receta de arroz, nos quedamos sin habla, teníamos la boca hecha agua.
Y eso que ella detestaba las setas, y que los sabores fuertes como el de la carrillera ibérica no le iban mucho... Pero como todo en esta vida, solo hace falta no poder hacer una cosa para tener unas ganas terribles de ella.
Así que al día siguiente intentar mitigar un poco esa gula con una crema de champiñones, pero obviamente no fue lo mismo.
Está receta recuerda por su sabor, por su aroma, por ese aspecto de montaña, a una de esas tipicas recetas de arroces de hierro, de fuego de leña, de interior. Y por si lo dudáis, está más buena de lo que pueda parecer, y eso que tiene buena pinta, ¿Eh?

¡Espero que os guste!


Ésta es mi aportación al reto:
En el reto de la Cocina Typical Spanish, el blog anfitrión nos dará un requisito ya sea un ingrediente, un plato, o una forma de preparación que tenemos que hacer.
Ya inaugurado el verano, llega el momento de disfrutar muchos frutos estacionales, tales como el mundo de las setas, que tan interesantes son, y tan buenas están.
¿Me acompañáis a ver las recetas de mis compañeros en La cocina TS. #TiranMas2SetasTS.





(3 pax)
INGREDIENTES:

- 200 g de arroz bomba
- 2 Carrilleras ibéricas
- 100 g de surtido de setas
- 1 Cebolla
- 1 Diente de ajo
- 1 Tomate
- 1/2 Pimiento rojo
- 800 ml de caldo de carne
- C/s de romero
- C/s de tomillo
- 1 Chorro de vino Montilla Moriles
- 1 Cda de pimentón
- C/s de sal
- Perejil al gusto



PREPARACIÓN:

Conseguimos unas carrilleras de cerdo ibérico, están muy ricas, tienen una cantidad rezonable de grasa infiltrada que hacen que resulten muy tiernas.
Las limpiamos retirándoles la telilla que las recubre con ayuda de un cuchillo.

Troceamos las carrilleras, que será lo primero que va a cocinarse ya que tiene un tiempo de cocción de 30 minutos aproximadamente.

En una parisien con un chorro de AOVE caliente, metemos las carrilleras y dejamos que se doren.

Agregamos la cebolla y el pimiento rojo cortado en mirepoix.
También el diente de ajo machacado.

Agregamos las hierbas aromáticas, tomillo y romero, que le va muy bien al guiso, dándole un toque "de campo".

Agregamos el pimentón, sofreímos un poco para que la carne coja el color.

E inmediatamente, agregamos el tomate que hemos rayado, desechando la piel.

Dejamos que el tomate se integre y el conjunto reduzca durante unos minutos.

Agregamos el vino Montilla Moriles, que le agregará aroma.
Dejamos que se evapore el alcohol.

Entonces, agregamos el caldo de carne, y dejamos que tome calor hasta que rompa a hervir.
Podría ser agua, ya que va cargado de ingredientes y sabor no le va a faltar.
Dejamos cocer a fuego medio durante 30 minutos aproximadamente, para que la carrillera se cocine y el conjunto tenga mucha sustancia.

Entonces, agregamos el arroz.
Como veis, lo hacemos al contrario que en otras ocasiones en las que hemos hecho arroces, echando el arroz tras el caldo, en vez de sofreír el arroz primero para conseguir un delicioso arroz caldoso.

Dejamos que comience a hervir de nuevo.

Agregamos el surtido de setas, en éste caso son champiñones, setas de cardo, girgolas, shimeji y senderuelas.
También le va muy bien los níscalos, sobre todo si son cogidos por ti mismo.

El almidón del arroz hará que el caldo se vaya espesando durante los 18 minutos que tendremos el arroz cociendo.

Inmediatamente, para que se mantenga caliente, servimos en un plato hondo y espolvoreamos con perejil, y si queremos darle un toque, con un poco de tomillo limonero.
Éste es el resultado final de nuestro arroz caldoso de carrillera de cerdo y setas.

Como veis la pinta es excepcional, el sabor es mucho mejor.
¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas, y la preparas, sube una foto a las redes sociales para poder ver lo bien que te ha quedado.
Etiquétame en Facebook, Twitter, Google + , Pinterest, o Instagram, bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo.
Seguir con la receta

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-